19 abril, 2016

Adif licita la redacción del proyecto del apeadero de La Tenería en Pinto

Adif licita la redacción del proyecto del apeadero de La Tenería en Pinto En estos días hemos tenido buenas noticias para los vecinos de La Tenería, […]
19 abril, 2016

Por qué debemos apagar la calefacción por la noche

Por qué debemos apagar la calefacción por la noche Ya hemos hablado en este blog en alguna ocasión de cómo, según indican algunos estudios, hasta un  […]
19 abril, 2016

¿Cómo quitar manchas de comida de la ropa?

¿Cómo quitar manchas de comida de la ropa? A todos nos ha sucedido alguna vez que, mientras estábamos comiendo, sin quererlo hemos terminado con una mancha […]
14 enero, 2016

¿Se pueden limpiar las manchas en el mármol?

Quizá en alguna parte de tu vivienda tengas mármol como elemento decorativo: en la cocina, en el baño, en las escaleras… Es un material de los considerados ‘nobles’ pero que hay que cuidar de forma especial para que luzca todo su esplendor. 

Existen algunos consejos para cuidarlo y también para limpiar eventuales manchas que puedan producirse. En consejosdelimpieza.com  lo primero que nos aconsejan es mantenerlo limpio barriendo y aspirando en el caso de suelos o escaleras, por ejemplo, y pasar la fregona o la bayeta muy escurrida con algún tipo de limpiador especial de los que podemos encontrar en nuestro supermercado. 

Ese sería el mantenimiento básico de este tipo de material que, al ser muy poroso en ocasiones hace difícil poder limpiar determinado tipo de manchas. Lo mejor, según explican en arkigrafico.com es limpiar la mancha lo antes posible para evitar que el mármol la absorba. Si ha caído algo líquido lo mejor es usar algo seco, como papel, antes de nada y no usar un trapo porque terminaría extendiendo la mancha.

Limpiar el mármol dependerá del tipo de producto que se haya derramado sobre él y hay un aspecto a tener en cuenta. Hay quienes apuestan por el vinagre o el limón como “producto natural y neutro” para trabajar determinadas manchas mientras que otros creen que no limpia sino que deteriora porque ambos tienen un efecto corrosivo.

En cualquier caso se pueden aplicar varias técnicas, según lo que haya caído en tu suelo o encimera y, por otro lado, no olvides  tener a mano un cepillo y un jabón neutro:

 

- Las manchas de óxido necesitan productos especiales. Debes consultar en el establecimiento habitual donde compres productos de limpieza.

- Si ha caído vino, té o café puedes usar agua y cloro o un producto como el bórax. Hay que frotar suavemente y luego enjuagar.  

- Para las manchas de aceite usa detergentes antigrasa de los que tienes en casa. Habrá que frotar en la mancha o si no, puedes probar con agua oxigenada. 

¡Ah! Para sacar brillo, se puede poner agua y cera sin abusar de esta última para evitar su oscurecimiento. Y recuerda que hay manchas como las quemaduras de cigarro que sólo se quitan al pulir de nuevo.

Foto: www.thinkstockphotos.es

 

 

 

 

7 enero, 2016

Residencial Olea, nueva promoción de viviendas en Pinto (Madrid)


Con la llegada del nuevo año, en HZ Inversiones iniciamos nuevos proyectos pensando siempre en el bienestar de nuestros clientes.

En breve, pondremos en marcha una nueva promoción de viviendas, Residencial Olea, con sede en Pinto (Madrid),  de la que daremos todos los detalles en próximas semanas. 

Serán viviendas similares a las que ya disponemos en Residencial Madroños, aunque con ligeras variaciones y más prestaciones.

Por eso, para que nuestros clientes puedan tener una idea sobre la futura promoción se puede echar un vistazo al piso piloto del que ya dispone Residencial Madroños a través de una  completa galería de imágenes que ponemos a disposición del público a través de nuestro perfil en Facebook y al que se puede acceder haciendo click aquí.

27 diciembre, 2015

Ahorrar energía en el salón de casa

Venimos hablando en los últimos artículos de este blog de cómo ahorrar energía en la cocina de nuestra vivienda y, en esta ocasión, nos vamos a centrar en algunos de los elementos del salón de casa. 

1.- La televisión 

Es sin duda, uno de los electrodomésticos ‘estrella’ del hogar al menos…hasta que llegaron los ordenadores, las tablets…

Lo primero que debes saber es que existen diferentes tecnologías para las pantallas de TV, pero lo bueno es que puede consultarse la etiqueta energética.

¿Cuál es la que menos consume? Sin ninguna duda la que tiene una pantalla LED, después la de LCD (cristal líquido) y por último, la de plasma. Si en casa aún tienes monitor tubo de rayos catódicos (son las más antiguas) has de saber que te generará mucho más gasto energético que una de las últimas tecnologías. 

Para este electrodoméstico hay algunos consejos prácticos:

 

- No dejes el televisor en modo “espera” (stand by). 

-Conecta todos los equipos (televisores, DVD, TDT…) a un “ladrón” o base de conexión múltiple. Te será más sencillo apagarlo y podrás conseguir ahorros superiores a 40 euros anuales.

2.- El aire acondicionado

Si tienes en casa este tipo de electrodoméstico, lo mejor es pedir consejo profesional porque el que elijas dependerá del diseño de tu vivienda. En todo caso, hay cuestiones comunes que nos recomienda el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

-Fija la temperatura de refrigeración en 26º.

-Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort.

-Cuando enciendas el aire acondicionado, no ajustes el termostato a una temperatura más baja de lo normal: no enfriará la casa más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario.

En cualquier caso, recuerda que se puede conseguir hasta un 60% de ahorro de energía instalando toldos en las ventanas donde da el sol, evitando la entrada de aire frio y aislando adecuadamente los techos y muros.

En siguientes artículos, hablaremos de otros lugares de la casa, como el baño o incluso, cómo ahorrar con nuestro vehículo. ¡No te lo pierdas!

Foto: www.thinkstockphotos.es

 

20 diciembre, 2015

Cortar bien el jamón, todo un arte para vestir tu mesa

Este martes 22 de diciembre no sólo se celebra el tradicional Sorteo de Lotería de Navidad - por cierto, suerte a todos los que juegan-  sino que comenzamos una nueva estación, el invierno, aunque a juzgar por las temperaturas de este mes de diciembre, nadie lo diría.

Casi no hemos tenido que echar mano de la calefacción con lo que, seguramente ahorraremos en la factura de la luz de nuestra vivienda pero es que, además, esta tónica general de altas temperaturas no va a cambiar según la Agencia Estatal de Meteorología. Así que, de cumplirse esas previsiones, nos disponemos a celebrar unas navidades menos frescas que en otras ocasiones.

En esta ocasión, y coincidiendo con la llegada de estas fiestas, en muchos hogares se aprovecha para disfrutar de una buena cena o comida. Y uno de los elementos favoritos es el jamón. Pero, si compramos una pieza entera… ¿Cómo cortarlo para que nuestros comensales disfruten?

Vamos a dar algunos consejos para no fallar a la hora de servirlo:

1. Colocarlo en un jamonero y mejor en un lugar sin demasiada luz

La pieza debe colocarse en un jamonero para facilitar el corte y dejarla en un lugar donde la luz no facilite su oxidación. 

2. Usa herramientas de corte adecuadas

Existen en el mercado muchos tipos de cuchillos jamoneros a los que habrá que añadir otros más contundentes que sirvan para quitar la piel (que es más dura) o la grasa. 

No olvides tener a mano un afilador.

 

3. Colocar el jamón con la pezuña ¿hacia arriba o hacia abajo?

Es importante colocar el jamón en función de la rapidez con la que vayamos a consumirlo. Si el consumo va a ser rápido la pezuña deberá estar hacia arriba pero si no, (si va a ser un consumo a lo largo de dos o tres meses) mejor hacia abajo.

Lo primero es quitar la piel y la grasa más amarilla, hasta llegar a la blanca y a la carne. Entonces podremos empezar a cortar las lonchas. Los expertos recomiendan hacer un corte vertical a unos siete centímetros de la pezuña que servirá de tope al corte horizontal de las lonchas y, de esta forma, saldrán con mayor facilidad. 

4.- Evita que el corte de lonchas deje el jamón en forma de media luna

El corte de lonchas que se haga debe ser lo más recto y horizontal posible. 

5.- Cuando se toque hueso, dar la vuelta al jamón 

En este punto será necesario repetir todo el proceso ya comentado antes.

No olvides tapar el jamón abierto con tiras de su propia grasa o si vas a cortar de manera habitual puedes poner un plástico de  manera temporal. 

Recuerda que la calefacción seca el jamón y que, en esas condiciones, el tiempo máximo de duración son tres meses. 

Si sigues estos pequeños consejos, seguro que disfrutas. Por cierto…¡Feliz Navidad y Próspero 2016 de todo el equipo de HZ Inversiones!

Foto: www.thinkstockphotos.es

 

 

 

 

 

17 diciembre, 2015

Ahorrar energía en la cocina de casa (II)

Hace unos días hablábamos en un artículo de cómo ahorrar energía en ciertos electrodomésticos o elementos fundamentales de la cocina de nuestra casa. 

Hoy continuamos hablando de buenas prácticas para lograr una mayor eficiencia energética, siguiendo las recomendaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

1.- El lavavajillas

Desde luego este electrodoméstico es más barato que lavar a mano la vajilla siempre y cuando esté lleno cuando lo utilicemos.

El 90% de su consumo energético se produce durante el calentamiento del agua pero los fabricantes trabajan cada vez más en reducir el consumo energético a través de programas que permiten seleccionar la temperatura del agua.

El lavavajillas lava utilizando tan poca cantidad de agua (10-14 litros/ciclo) que no es necesario que sea termoeficiente.

Para lograr mayor eficiencia usa de forma correcta la sal y el abrillantador. Si aclaras la vajilla antes de meterla, hazlo con agua fría.

 

2.-El microondas

El microondas se ha convertido en imprescindible en muchos hogares españoles aunque la mayoría no utilicen uno con etiqueta energética.

Podemos usarlo para calentar, descongelar, cocinar…y esa versatilidad en sus funciones permite ahorrar tiempo y, sobre todo, energía. ¡Hasta un 60%!

3.- La nevera

Este electrodoméstico consume bastante porque lo usamos de forma permanente y por eso es importante colocarlo en un lugar adecuado, donde el aire de su parte trasera pueda circular de forma correcta. Además, tiene que estar lejos de los focos de calor y evitar la luz directa del sol

-Es importante tener en cuenta varias cosas:

-Los modelos no-frost evitan la acumulación de hielo o escarcha.

-No compres un equipo más grande del que necesitas, y mira siempre el etiquetado energético más eficiente para ti.

 -No introduzcas alimentos calientes en la nevera. Si los dejas enfriar fuera, ahorrarás energía.

-Limpia, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato.

4.- El uso de pequeños electrodomésticos

Casi todos tenemos en casa pequeños electrodomésticos como tostadoras, plancha, batidora… Algunos de ellos, los que producen calor tienen potencias mayores y dan lugar a consumos importantes.

Y hay algunas curiosidades, puede resultar más barato usar una maquinilla eléctrica de afeitar que realizar un afeitado natural: todo depende del tiempo que mantengas abierto el grifo del agua.

Con respecto a los pequeños electrodomésticos, varias cosas a tener en cuenta:

- Optimiza su uso. Por ejemplo, si tu tostadora es de dos ranuras ponla siempre con dos tostadas.

-Aprovecha el calentamiento de la plancha para planchar grandes cantidades de ropa de una vez.

En siguientes artículos seguiremos hablando de cómo ahorrar en los distintos lugares de casa. ¿Tienes alguna sugerencia?

13 diciembre, 2015

Ahorrar energía en la cocina de casa (I)

Con la llegada de las fiestas navideñas, quien más o quien menos dedica más horas de lo habitual a meterse en la cocina. Es uno de esos lugares de la casa que más utilizamos, tanto si nos gusta convertirnos en ‘expertos chefs’ como si no y uno de los  que más energía consume.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ofrece una guía práctica de la energía con consejos para ahorrar en la vivienda y nos vamos a detener, precisamente, en la cocina.

Veamos. ¿Qué elementos tenemos, en esta parte de nuestra casa, susceptibles de gasto energético?

1.- El horno

El horno es un gran consumidor de energía al generar calor a altas temperaturas en un periodo muy breve de tiempo aunque si no lo utilizamos con frecuencia no es de los electrodomésticos que nos generan más gasto. 

A la hora de ahorrar has de saber varias cosas:

-  Si lo vas usar durante más de una hora no hay que precalentar.

 - No lo abras si no es necesario porque se pierde un mínimo del 20% de la energía acumulada.

- Apaga antes de finalizar la cocción ya que el calor residual será suficiente para acabar el proceso.

 

2.- La campana extractora

No supone un gran consumo energético porque solo la usamos en el momento de cocinar y si hay algo a tener en cuenta es tanto la eficiencia en la extracción como en iluminación.

Mantener los filtros en buen estado de limpieza hace que la campana sea más eficiente. 

3.- La cocina

En primer lugar, hay que saber que, en general, las cocinas eléctricas son menos eficientes que las de gas y que las placas de inducción consumen un 20% menos de electricidad que las vitrocerámicas convencionales.

-A la hora de cocinar utiliza por orden de prioridad primero el microondas, luego la olla a presión y por último, el horno.

-Procura que el fondo de los recipientes sea ligeramente superior a la zona de cocción para que no rebase el foco de calor, aprovechándolo así al máximo.

-Cocina con un recipiente con tapa: te ayudará a ahorrar hasta un 25% de energía.

Hay otros consejos interesantes y que se refieren a otros elementos o electrodomésticos de la cocina y de los que hablaremos en nuestro  siguiente artículo. ¡No te pierdas!

9 diciembre, 2015

Evitar las arrugas de la secadora

Hace unos días hablábamos en este mismo blog de las utilidades de la secadora durante los meses invernales en los que es complicado secar la ropa debido a la humedad en el ambiente. 

En esta ocasión, y si has apostado por este electrodoméstico para tu casa, nos vamos a centrar en algunos consejos que te ayudarán a evitar las temidas arrugas en la ropa durante su uso y así tener algo menos de trabajo a la hora de planchar. 

Y es que, al igual que ocurre con las lavadoras, si utilizamos una alta temperatura la ropa tiene a arrugarse más. Pero hay formas de minimizar ese efecto con algunas prácticas:

1.- El primer consejo tiene que ver con la forma de cargar tu secadora. Si pones demasiada ropa en su interior lo lógico es que al estar más comprimida tienda a arrugarse más. Evítalo.

También en este proceso de carga hay que tener en cuenta que lo óptimo sería separar la ropa según su tipología. Pon al mismo tiempo ropa liviana, de poco peso y que tardará menos en secarse. Si la mezclas con prendas más contundentes, estás aplastarán a las más ligeras y terminarán arrugándolas.

 

2.- Como ya hemos comentado en otra ocasión, asegúrate de meter en la secadora ropa que esté preparada para soportar ese calor y el efecto secado. Mira la etiqueta.

3.- Saca la ropa nada más terminar el programa que hayas elegido. No dejes la ropa dentro porque terminaría arrugándose.

4.- Si tu secadora tiene un programa de aireado, úsalo tras el secado. Ayudará a disminuir las arrugas.

5.- Si aún no tienes secadora, pero piensas comprarla, asegúrate que incluya en su funcionamiento el giro alterno del tambor e incluso un sistema de secado con vapor. Eso ayudará a evitar las arrugas en tus prendas. Pregunta en el establecimiento o infórmate en las páginas web de los distintos fabricantes.

Fotos: www.thinkstockphotos.es