Comienzan las obras de Residencial Olea, en Pinto
15 septiembre, 2016
Adjudicada la redacción del proyecto de apeadero en La Tenería
23 septiembre, 2016

Madrid demandará más de 25.000 viviendas hasta 2020

Madrid demandará más de 25.000 viviendas hasta 2020

Residencial Olea

Residencial Olea

El profesor del  IESE, José Luis Suárez, ha realizado un reciente estudio  sobre la proyección de las necesidades de vivienda en España  con horizontes 2020 y 2025 en el que realiza, entre otras cosas, una estimación de la demanda de obra nueva en España en la actual fase de recuperación del mercado inmobiliario.

El profesor estima que entre para el quinquenio 2016-2020 se necesitarán en España 100.000 viviendas nuevas. En el siguiente periodo que ha analizado (2021-2025) la necesidad de vivienda en nuestro país ascenderá a las 140.000, es decir, algo más de tres viviendas por cada 1.000 habitantes.

Si hablamos de manera más específica de la Comunidad de Madrid, la demanda se elevará a 25.246 entre este año y el 2020. A partir de esa fecha y hasta 2025, la demanda se elevará a las 26.399. Es la región española que más vivienda va a necesitar durante los periodos analizados.

Suárez se ha basado en cinco factores determinantes (demografía, sociología, economía, mercados financieros y sector inmobiliario) con variables estadísticas que se refieren a la población, el número de personas por hogar, datos macroeconómicos (PIB, renta bruta disponible, población ocupada o inflación) y mercados financieros (tipos de interés y número de hipotecas), además de los precios históricos de la vivienda.

Se combinan distintas fuentes para realizar sus previsiones. Por un lado, la demanda de viviendas por formación de hogares (número de hogares que se crean menos el número de hogares que se destruyen). Por otra parte, las viviendas obsoletas como  segunda fuente del modelo construido. Aquí se tiene en cuenta la obsolescencia del mercado inmobiliario actual porque dentro del parque de viviendas hay viviendas que quedan en estado ruinoso o no habitable.

La tercera fuente es la demanda de mejora, es decir, las personas que pueden y quieren acceder a una vivienda mejor (sobre todo en la franja de los 40-55 años).  Y por último demanda, por otras causas, como la demanda de vivienda vacacional.