Trucos para mantener fresca tu casa sin aire acondicionado
13 julio, 2014
¿Buscas una vivienda? Visita nuestra caseta informativa en La Tenería II de Pinto
24 julio, 2014

¿Tener mascota en un piso?

Muchos amantes de los animales se plantean que una de las mejores opciones para tener una mascota en un piso es el perro. Y es cierto que hablamos de unos animales que son nobles, cariñosos, ideales para los niños… pero no todas las razas de perros son iguales, sobre todo si pensamos que han de vivir en un piso de ciudad. 

Entre las características aconsejables para tener un perro en nuestro piso, quizá la más importante es la que se refiere al tamaño. Mejor un animal pequeño que uno de tamaño mayor que necesitará más espacio para moverse y podría verse cohibido, por un lado, e incomodar a sus dueños por otro.

Esta sería una lista de algunas de las mascotas más habituales (la elección ya es de cada cual) en los pisos:

-Bull Dog. Se adaptan perfectamente a lugares pequeños. Son muy buenos perros de compañía si previamente han sido ‘socializados’. Son algo rebeldes a la hora de obedecer pero no son hiperactivos ni destructivos tampoco ladradores.

 

-Pug. Es ese al que identificamos por su cara de pena pero que es muy vivaz y juguetón y se mantendrá muy apegado a sus dueños.

-Boston Terrier. Son muy afectuosos con los dueños y tolerantes con los niños. Se adapta bien a espacios pequeños siempre y cuando tenga el suficiente ejercicio.

-Dachshund, Teckel o perro salchicha. Es un perro activo al que a veces le cuesta obedecer (las hembras son más dóciles) pero aprende rápido (por ejemplo, el lugar en el que debe hacer sus necesidades). Son auténticos ‘guardianes’ del hogar.

- Bichon Frise. Ideales para los niños porque son muy cariñosos. La  pega es que requiere de muchos cuidados estéticos y cierto gasto.

- Bichon maltés. Es un perro tranquilo al que le encanta estar en casa y dormir. Ideal para los menos ‘deportistas’.

-Yorkshire. Es uno de los más cariñosos con sus dueños. El problema es que ladrará enseguida ante los extraños o ruidos y a tus vecinos podría no hacerles mucha gracia…

-Beagle. Se trata de una raza ‘simpática’ y muy protectora, también ideal para los pequeños de la casa aunque hay que tener en cuenta que le encanta correr y explorar. Requerirá salidas frecuentes. 

- Caniche, chihuahua, yorkshire terrier o el Lulú de Pomerania. Son perros ‘miniatura’ que podemos llevar hasta en el bolso pero también revoltosos y con mucho genio.

- Shih Tzu. Es ideal para personas mayores que necesitan hacer ejercicio pero sin demasiado esfuerzo. Es muy tranquilo y cariñoso.

Eso sí, todos necesitarán salir de casa varias veces al día para moverse (se cansarán antes que un perro de mayor tamaño) y también para hacer sus necesidades. Aunque en este último caso, siempre se puede habilitar un lugar para ‘emergencias’ y enseñarles para que se acostumbren.

Hay que cuidar y proteger a los animales y ayudarles a entender desde el primer momento el lugar en el que vivirán.  

Respeto mutuo entre dueño y mascota -además de la consideración a quienes habitan en nuestro entorno- será la mejor fórmula para una buena convivencia.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/

 

 

Muchos amantes de los animales se plantean que una de las mejores opciones para tener una mascota en un piso es el perro. Y es cierto que hablamos de unos animales que son nobles, cariñosos, ideales para los niños… pero no todas las razas de perros son iguales, sobre todo si pensamos que han de vivir en un piso de ciudad. 

Entre las características aconsejables para tener un perro en nuestro piso, quizá la más importante es la que se refiere al tamaño. Mejor un animal pequeño que uno de tamaño mayor que necesitará más espacio para moverse y podría verse cohibido, por un lado, e incomodar a sus dueños por otro.

Esta sería una lista de algunas de las mascotas más habituales (la elección ya es de cada cual) en los pisos:

Bull Dog. Se adaptan perfectamente a lugares pequeños. Son muy buenos perros de compañía si previamente han sido ‘socializados’. Son algo rebeldes a la hora de obedecer pero no son hiperactivos ni destructivos tampoco ladradores.

 

Pug. Es ese al que identificamos por su cara de pena pero que es muy vivaz y juguetón y se mantendrá muy apegado a sus dueños.

Boston Terrier. Son muy afectuosos con los dueños y tolerantes con los niños. Se adapta bien a espacios pequeños siempre y cuando tenga el suficiente ejercicio.

Dachshund, Teckel o perro salchicha. Es un perro activo al que a veces le cuesta obedecer (las hembras son más dóciles) pero aprende rápido (por ejemplo, el lugar en el que debe hacer sus necesidades). Son auténticos ‘guardianes’ del hogar.

Bichon Frise. Ideales para los niños porque son muy cariñosos. La  pega es que requiere de muchos cuidados estéticos y cierto gasto.

Bichon maltés. Es un perro tranquilo al que le encanta estar en casa y dormir. Ideal para los menos ‘deportistas’.

Yorkshire. Es uno de los más cariñosos con sus dueños. El problema es que ladrará enseguida ante los extraños o ruidos y a tus vecinos podría no hacerles mucha gracia…

Beagle. Se trata de una raza ‘simpática’ y muy protectora, también ideal para los pequeños de la casa aunque hay que tener en cuenta que le encanta correr y explorar. Requerirá salidas frecuentes. 

Caniche, chihuahua, yorkshire terrier o el Lulú de Pomerania. Son perros ‘miniatura’ que podemos llevar hasta en el bolso pero también revoltosos y con mucho genio.

Shih Tzu. Es ideal para personas mayores que necesitan hacer ejercicio pero sin demasiado esfuerzo. Es muy tranquilo y cariñoso.

Eso sí, todos necesitarán salir de casa varias veces al día para moverse (se cansarán antes que un perro de mayor tamaño) y también para hacer sus necesidades. Aunque en este último caso, siempre se puede habilitar un lugar para ‘emergencias’ y enseñarles para que se acostumbren.

Hay que cuidar y proteger a los animales y ayudarles a entender desde el primer momento el lugar en el que vivirán.  

Respeto mutuo entre dueño y mascota -además de la consideración a quienes habitan en nuestro entorno- será la mejor fórmula para una buena convivencia.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/