Trucos para mantener fresca tu casa sin aire acondicionado

HZ Inversiones lanza Residencial BOJ II
9 julio, 2014
¿Tener mascota en un piso?
15 julio, 2014

Trucos para mantener fresca tu casa sin aire acondicionado

Durante el verano hay días en los que resulta difícil descansar en casa por las altas temperaturas. Si no tienes aire acondicionado también existen algunos trucos caseros que te ayudarán a sobrellevar el calor, ahorrarás en la factura de la luz y también contribuirás a la conservación del medio ambiente:

1.Disminuye el consumo de aparatos eléctricos como la televisión, el ordenador... que sobrecalientan el ambiente. Sobre todo, no los utilices en tu habitación antes de irte a dormir.

2.Invierte un poco en elementos aislantes como por ejemplo los toldos. Y si no, puedes recurrir a aislar bajando persianas, cerrando las cortinas y, desde luego, evitando las alfombras. 

3.Usar abanicos, ventiladores... En los momentos de más calor, mientras se ve la televisión, por ejemplo,puedes usarlos para refrescarte. 

4.Refresca la casa en las horas adecuadas. Abrir las ventanas a primera hora y durante la noche nos permitirá refrescar la casa sin encender el aire acondicionado. 

 

5.Aprovecha las horas calurosas del día para disfrutar del entorno: la visita a centros comerciales, piscinas, ir a tomar un helado…Y sobre todo, no te olvides de beber mucha agua.

6.Utiliza la ropa adecuada que permita estar fresco en casa.

7.La humedad da mayor sensación de calor así que evita los humidificadores, cocer alimentos y evita tender ropa en el interior.

8.Cambia el horario. Levantarse más temprano o acostarte más tarde te permitirá disfrutar de las horas con menos calor.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/

Durante el verano hay días en los que resulta difícil descansar en casa por las altas temperaturas. Si no tienes aire acondicionado también existen algunos trucos caseros que te ayudarán a sobrellevar el calor, ahorrarás en la factura de la luz y también contribuirás a la conservación del medio ambiente:

1.Disminuye el consumo de aparatos eléctricos como la televisión, el ordenador… que sobrecalientan el ambiente. Sobre todo, no los utilices en tu habitación antes de irte a dormir.

2.Invierte un poco en elementos aislantes como por ejemplo los toldos. Y si no, puedes recurrir a aislar bajando persianas, cerrando las cortinas y, desde luego, evitando las alfombras. 

3.Usar abanicos, ventiladores… En los momentos de más calor, mientras se ve la televisión, por ejemplo,puedes usarlos para refrescarte. 

4.Refresca la casa en las horas adecuadas. Abrir las ventanas a primera hora y durante la noche nos permitirá refrescar la casa sin encender el aire acondicionado. 

 

5.Aprovecha las horas calurosas del día para disfrutar del entorno: la visita a centros comerciales, piscinas, ir a tomar un helado…Y sobre todo, no te olvides de beber mucha agua.

6.Utiliza la ropa adecuada que permita estar fresco en casa.

7.La humedad da mayor sensación de calor así que evita los humidificadores, cocer alimentos y evita tender ropa en el interior.

8.Cambia el horario. Levantarse más temprano o acostarte más tarde te permitirá disfrutar de las horas con menos calor.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/