Pintar mi casa… ¿Cómo elijo el color más adecuado para personalizarla?

Cinco pistas para sacarle partido al trastero de tu casa
1 julio, 2014
HZ Inversiones lanza Residencial BOJ II
9 julio, 2014

Pintar mi casa… ¿Cómo elijo el color más adecuado para personalizarla?


¿Sabías que pintar tu casa con determinados colores puede conseguir maravillas en la decoración y mejorar tu bienestar emocional? Todo depende de lo que busques.

Un estudio de Eroski Consumer sobre los llamados ‘colores primarios’ (o sea de los que se crean todos los demás) revela que se puede crear el ambiente que te gustaría para tu casa.

El rojo, el amarillo y el azul son los colores primarios que, mezclados, dan lugar a las distintas tonalidades.

Rojo atrevido

Este es un color cálido y atrevido que da energía y excita los sentidos, por lo que se recomienda su uso en estancias destinadas al entretenimiento, como el salón o un espacio destinado a los juegos.

 

Azul serenidad

El azul en cambio es todo lo contrario. Se trata de un color frío que nos indica calma. Es como mirar el azul del cielo o del mar, aunque hay que tener cuidado y evitar demasiada frialdad sobre todo si disponemos de una iluminación de poca intensidad. Una combinación apropiada mezcla los tonos azules y blancos.

Amarillo vitalidad

Este color combina  la energía y vitalidad características del rojo, con la serenidad de los azules. Nos llena las habitaciones de luz, incluso en días sin sol y combinado con colores cálidos como los rojos, naranjas y púrpuras, crea un ambiente íntimo y acogedor.

Los colores secundarios

También existen los llamados "colores secundarios", es decir, el naranja, el verde y el violeta.

Naranja cálido

No es fácil que guste a todos, quizá llegue a saturar pero hay que tener en cuenta que es un color acogedor y cálido, sobre todo para estancias con poca iluminación natural.

Verde primaveral

Este color nos lleva a pensar en la naturaleza y se asocia a la esperanza. Da mucha vida a las habitaciones y, además favorece la concentración así que puedes utilizarlo en estancias donde, por ejemplo, se vaya a estudiar.

Violeta personal

Los violetas tienen una amplia gama de matices y en las opciones más pálidas son ideales para habitaciones personales como dormitorios o salas de estudio.

¿Y si combino colores?

A partir de aquí hay otra posibilidad que es la combinación de colores:

Rojo y verde: tiene un efecto dinámico, ya que el rojo aporta el efecto estimulante y el verde, el toque de equilibrio.

Amarillo y violeta: la vitalidad y alegría que caracterizan al amarillo compensan el punto en cierta medida irritante que puede tener el violeta.

-          Azul y naranja: la intensidad de este último color se compensa con la calma y la serenidad que desprende el azul.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/

 


¿Sabías que pintar tu casa con determinados colores puede conseguir maravillas en la decoración y mejorar tu bienestar emocional? Todo depende de lo que busques.

Un estudio de Eroski Consumer sobre los llamados ‘colores primarios’ (o sea de los que se crean todos los demás) revela que se puede crear el ambiente que te gustaría para tu casa.

El rojo, el amarillo y el azul son los colores primarios que, mezclados, dan lugar a las distintas tonalidades.

Rojo atrevido

Este es un color cálido y atrevido que da energía y excita los sentidos, por lo que se recomienda su uso en estancias destinadas al entretenimiento, como el salón o un espacio destinado a los juegos.

 

Azul serenidad

El azul en cambio es todo lo contrario. Se trata de un color frío que nos indica calma. Es como mirar el azul del cielo o del mar, aunque hay que tener cuidado y evitar demasiada frialdad sobre todo si disponemos de una iluminación de poca intensidad. Una combinación apropiada mezcla los tonos azules y blancos.

Amarillo vitalidad

Este color combina  la energía y vitalidad características del rojo, con la serenidad de los azules. Nos llena las habitaciones de luz, incluso en días sin sol y combinado con colores cálidos como los rojos, naranjas y púrpuras, crea un ambiente íntimo y acogedor.

Los colores secundarios

También existen los llamados «colores secundarios», es decir, el naranja, el verde y el violeta.

Naranja cálido

No es fácil que guste a todos, quizá llegue a saturar pero hay que tener en cuenta que es un color acogedor y cálido, sobre todo para estancias con poca iluminación natural.

Verde primaveral

Este color nos lleva a pensar en la naturaleza y se asocia a la esperanza. Da mucha vida a las habitaciones y, además favorece la concentración así que puedes utilizarlo en estancias donde, por ejemplo, se vaya a estudiar.

Violeta personal

Los violetas tienen una amplia gama de matices y en las opciones más pálidas son ideales para habitaciones personales como dormitorios o salas de estudio.

¿Y si combino colores?

A partir de aquí hay otra posibilidad que es la combinación de colores:

Rojo y verde: tiene un efecto dinámico, ya que el rojo aporta el efecto estimulante y el verde, el toque de equilibrio.

Amarillo y violeta: la vitalidad y alegría que caracterizan al amarillo compensan el punto en cierta medida irritante que puede tener el violeta.

          Azul y naranja: la intensidad de este último color se compensa con la calma y la serenidad que desprende el azul.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/